VOLUNTARIADO Y EMPRESA

27 May 2014
thumbnail

Trabajo y voluntariado a la vez, un win-win seguro

fotobeapeq

Compartimos un breve resumen de la sesión inaugural del Congreso Iberoamericano de Voluntariado Corporativo en México DF, que corrió a cargo de Bea Boccalandro y nos planteó un nuevo concepto inspirado: trabajo prosocial.

 

Bea Boccalando inició las sesiones del Congreso con su ponencia Hacia un voluntariado corporativo que refuerce la estrategia de la empresa con dos datos para la reflexión:

  • La media de tiempo que dedica un empleado al voluntariado corporativo es inferior al 1% de su jornada. Llegar a este 1% supondrían unas 17 horas de voluntariado por empleado al año.
  • Por otro lado, las horas del voluntariado corporativo suponen el 6% del total de horas de voluntariado del Tercer Sector en EE.UU.

Estos datos parecen indicar que hay amplio recorrido para el voluntariado corporativo, y la clave que planteó Bea Boccalandro es que para aumentar esta dedicación de horas al VC es necesario que quienes determinan la carga de trabajo en las empresas se incorporen y entiendan el voluntariado corporativo. Estas personas suelen ser los mandos intermedios.

Hay estudios que dicen que el voluntariado contribuye a que una persona sea más alegre, más saludable, encuentre más significado a su vida, tenga menos emociones negativas, disfrute de carreras más exitosas… Y, ¿si un mando intermedio puede ofrecer todos estos beneficios a su equipo? ¿Le podría interesar a ese mando intermedio?

La respuesta que se ofrece no es pensar en que trabaje su jornada laboral de ocho horas o más y luego haga voluntariado, sino cambiar algunas tareas o actividades laborales diarias para que éstas tengan un componente prosocial. Como sostiene el primatólogo Frans de Waal en su libro  The age of the empathy, los humanos estamos programados para la conducta prosocial.

Esta tarea con más significado hace que también el quipo sea más productivo porque encuentra un nuevo sentido a su trabajo. Las empresas gestionan la promoción de las plantillas exclusivamente con dinero y reconocimiento y, en  muchas ocasiones, no se logra que los empleados funcionen mejor. ¿Por qué? Porque hay otras motivaciones, como puede ser el significado de lo que haces en tu trabajo.

Un ejemplo. En los hoteles de la cadena Caesars, las camareras de planta recogen el champú y el gel que han dejado los huéspedes a medio utilizar y son reutilizados por una ONG, tras haber sido esterilizados previamente. Esta tarea, diaria y sencilla, hace a estas empleadas sentirse más orgullosas de su trabajo.

Y otro más. En el restaurante Sweetwater, en Santa Fe, si pagas en efectivo en vez de con tarjeta de crédito tienes un descuento del 2%. Este descuento lo destina el restaurante a una ONG de la zona que previamente han elegido los trabajadores. El hecho de que los empleados hayan elegido la ONG les motiva a ofrecer este descuento a  los clientes.

Aquí puedes ver la ponencia completa de Bea Boccalandro en el Congreso. Patagonia o FedEx también han lanzado programas desde esta perspectiva. Si repasas la forma de trabajar en tu empresa, seguro que encuentras ideas para hacerla prosocial. ¿Te animas a pensar cómo?

equipo-vc

Write a Reply or Comment

NEWSLETTER VOLUNTARIADO Y EMPRESA: Recibe en tu email noticias, tendencias, buenas prácticas e ideas inspiradoras de voluntariado corporativo e innovación social

* indicates required
Sector


Política de privacidad y condiciones de uso

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. Ver aquí la política de cookies.

Cerrar

Política de privacidad y aviso legal - Política de cookies