VOLUNTARIADO Y EMPRESA

07 Abr 2016
certificacion_competencias_plataforma_reconoce

Hablemos el mismo idioma. ¿Quién certifica las competencias adquiridas gracias al voluntariado?

En marcha varios proyectos nacionales e internacionales de certificación de competencias adquiridas a través del voluntariado.

 “Hemos avanzado en algo muy positivo”, explica Francisco Peña, del departamento de R.R.H.H. de DKV. “Antes decías en una entrevista de trabajo ‘Hago voluntariado’, y la persona de selección pensaba ‘ok’, ahora dirás ‘gracias al voluntariado he adquirido más capacidad para trabajar en equipo’ o ‘desde que hago este voluntariado me comunico mucho mejor’.  La empresa entonces pensará… ‘vale, ahora ya sí que estamos hablando el mismo idioma’.”

metologias_certificacion_competencias_adquiridas_voluntariado_3Se trata de traducir el voluntariado al lenguaje de los Recursos Humanos de las empresas.

Francisco se refiere así a su participación con DKV en el programa piloto del proyecto VOL+, una de las iniciativas que en España están en marcha en torno a la certificación de competencias adquiridas en la práctica del voluntariado.

 

¿Por qué esta tendencia creciente a certificar las habilidades que desarrollamos haciendo voluntariado?

En el documento Hechos y Cifras del Voluntariado, editado por el Observatorio de Voluntariado en 2014, se aseguraba que el 16% de quienes se acercan al voluntariado lo hacen, entre otras cosas, para adquirir o bien una experiencia laboral o bien habilidades profesionales.

metologias_certificacion_competencias_adquiridas_voluntariado_1

Se valoran las experiencias previas, se valoran los conocimientos, pero lo que cada vez se valora más en los procesos de selección de las empresas, advierte Francisco Peña, son las actitudes del candidato.

Actitudes que aunque se maduran a menudo en el ejercicio de voluntariado, no siempre trascienden ni alcanzan su minuto de gloria llegado el momento oportuno de lucirlas en una entrevista laboral.

¿Por qué esta disociación entre lo que tanto vale y lo que tan poco se valora? Tal vez desconfianza, quizás ausencia de criterio común, puede que desconocimiento… ¿Quién evalúa si es cierto que se han adquirido qué habilidades? ¿Quién lo certifica y de qué manera?

 

Proyectos de certificación de competencias adquiridas a través del voluntariado

Para sensibilizar acerca de la influencia positiva del voluntariado sobre la empleabilidad y con el objetivo también de estructurar y formalizar este reconocimiento, muchas entidades están trabajando por alcanzar protocolos de certificación de las competencias que los voluntarios adquieren gracias a su actividad. Volunteer Pass en Alemania, VSkills en Escocia… Y Reconoce o VOL+  en España.

Detallamos algunos a continuación:

 

  • Reconoce

El pasado viernes en el INJUVE (Instituto de la Juventud) el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, la Confederación de Centros Juveniles Don Bosco y la Federación Didania y ASDE Scouts de España presentaron el proyecto Reconoce. Centrado de momento en la empleabilidad de los jóvenes, Reconoce conllevará próximamente:

– La creación de una herramienta sencilla de acreditación (online y presencial) de competencias adquiridas a través de la acción voluntaria el ámbito de la animación juvenil.

– La formación de las personas de las entidades encargadas de evaluar las competencias de sus voluntarios.

– La generación de una red nacional de organizaciones Reconoce, entidades que trabajarán en el campo del tiempo libre educativo y que impulsarán el reconocimiento y la acreditación de las competencias y habilidades obtenidas a través de la acción voluntaria.

– El  impulso de una campaña de sensibilización dirigida a las empresas, para dar a conocer a los empresarios las competencias y habilidades adquiridas mediante el voluntariado.

En la certificación de Reconoce intervienen tanto evaluadores internos como auditores externos.

El voluntario define qué competencia quiere validar de las 12 previamente establecidas.

certificacion_competencias_plataforma_reconoce

El evaluador de la ONG (designado por la entidad y formado previamente por Reconoce) gestiona la solicitud del voluntario y valida o no la competencia, indicando el nivel de adquisición en caso afirmativo.

El auditor (externo a la ONG) recibe la calificación del evaluador y verifica si el proceso se ha realizado correctamente. Si es así, define el nivel de adquisición de la competencia y emite un certificado digital que recibirá el voluntario.

 

  • VOL+

VOL+, también un programa de certificación de competencias obtenidas a partir del voluntariado,  implica en su proceso a entidades de voluntariado, a personas voluntarias, a empresas y a tutores voluntarios (expertos en Recursos Humanos de las empresas implicadas que ayudarán con la certificación).

VOL+ persigue que las personas que hacen voluntariado puedan tanto enriquecer su CV como probar que han adquirido ciertos conocimientos o habilidades en su tarea solidaria. Como resumía Francisco Peña, del Departamento de R.R.H.H. de DKV y tutor voluntario de VOL+, “el objetivo final es que el CV del voluntario tenga mayor valor de cara a la búsqueda de empleo”.

La PVE (Plataforma de Voluntariado de España) ha identificado para ello siete competencias que podrían desarrollarse haciendo voluntariado y potencialmente valoradas por una empresa en la selección de un candidato:

  1. – Analizar y resolver problemas
  2. – Capacidad de liderar iniciativas
  3. – Comunicación interpersonal
  4. – Flexibilidad e innovación
  5. – Iniciativa y autonomía
  6. – Planificación y organización
  7. – Trabajo en equipo

Startup Stock Photos

El rol de Francisco, como tutor voluntario, es el de acompañar a la persona voluntaria durante todo su proceso de certificación y hasta la obtención del informe de identificación de competencias.

El tutor identifica qué competencias ha podido adquirir el voluntario en su actividad de voluntariado y el voluntario, por su parte, le describe al tutor sus experiencias o las situaciones en las que considera que ha podido desarrollar una competencia concreta. “Nosotros”, explica Francisco, “le vamos preguntando qué hiciste, cómo te sentiste, con qué barreras te encontraste, cómo lo resolviste… Y En función de lo que nos cuente el voluntario identificamos si ha adquirido o no una competencia y en qué nivel.”

Los tutores rellenan después unos informes que serán enviados a la Universidad de Alcala, donde se procederá a emitir la certificación en caso de que se hayan cumplido todos los requisitos necesarios.

metologias_certificacion_competencias_adquiridas_voluntariado_6

Francisco, como participante tutor del proyecto piloto, ha acompañado ya en su proceso de adquisición del sello VOL+ a tres voluntarias.  Y seguirá colaborando con todo lo que pueda, afirma, pues considera que es fundamental seguir promoviendo este reconocimiento al voluntario.

 

  • ValidVoL

Más que nunca y dado el envejecimiento que está experimentando la población europea, se hace más necesario que nunca ofrecer a las personas mayores la oportunidad de seguir contribuyendo a la sociedad.

El Proyecto ValidVol tiene por objetivo dotar a los voluntarios mayores de 50 años de habilidades y competencias para mejorar sus posibilidades de encontrar empleo. Para ello, se les reconoce y se les acredita el aprendizaje y las habilidades que han adquirido gracias a su experiencia como voluntarios.

La asociación que implanta el proyecto está compuesta por cinco organizaciones de cinco países, entre ellos España (a través de la entidad Ágora, de Barcelona).

Ocho competencias clave según Validvol:

  1. – Comunicación en la lengua materna
  2. – Comunicación en lenguas extranjeras
  3. – Competencia matemática y competencias básicas en ciencia y tecnología
  4. – Competencia digital
  5. – Aprender a aprender
  6. – Competencias sociales y cívicas
  7. – Sentido de la iniciativa y espíritu de empresa
  8. – Conciencia y expresión culturales

 

Lever es otro proyecto de reconocimiento y validación de competencias transversales adquiridas con el voluntariado. Su idea es llegar a hacer visibles las competencias de los voluntarios a lo demás sectores. Las competencias han de ser comprensibles y útiles para las empresas. En Lever, que actualmente está en desarrollo, se identifican estas once:

  1. – Comunicación
  2. – Aprender
  3. – Gestión de la diversidad
  4. – Liderazgo
  5. – Responsabilidad
  6. – Iniciativa
  7. – Orientación
  8. – Resolución de problemas
  9. – Organización
  10. – Innovación
  11. – Trabajo en equipo

certificacion_competencias_proyecto_lever_2

Lever está siendo impulsado por estas organizaciones con el apoyo de la Comisión Europea y en el marco del Programa Erasmus+.

 

  • Activol

Activol (promovida por la Conserjería de Solidariad de la Comunidad Valenciana, reconocida por el SERVEF, desarrollada por Fundar en colaboración con la Universidad CEU-SAN PABLO y avalada por el grupo de empresas Activol) nació en 2011 también como una respuesta ante la necesidad de una metodología específica de certificación de competencias adquiridas en la experiencia de voluntariado y con el fin de fomentar el reconocimiento de las mismas por parte de las empresas en sus procesos de selección.

 Businessmen shaking hands

 

En 2009, el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto por el que se establecía el procedimiento y los requisitos para la evaluación y acreditación de las competencias profesionales adquiridas no solo a través de la experiencia laboral sino también a través de vías no formales de formación. En el documento publicado tras la presentación, se indicaba lo siguiente respecto a la actividad voluntaria:

“[Los documentos que deben presentarse] para justificar la experiencia laboral dentro del sector profesional que establezca la convocatoria:

– Certificado de la organización donde se haya prestado el trabajo.

Para justificar la formación relacionada con el sector profesional que establezca la convocatoria:

–  Documento que acredite los contenidos y las horas de la formación relacionada con las competencias profesionales que se quieren demostrar.

– Cualquier documentación que se pueda aportar para completar y justificar los conocimientos profesionales.”

Como vemos, las entidades de voluntariado, así como las Administraciones Públicas, están apostando por tomarse el reconocimiento de las competencias muy en serio y lo están demostrando con su firme disposición a trabajar mediante certificaciones oficiales.

El siguiente nivel de madurez deberá pasar por la unificación de criterios y por la difusión oportuna en el sector empresarial. Que sean las empresas quienes entren también en este juego, y que sepan cómo jugar, pues como bien apuntaba Francisco Peña, “las empresas que participamos somos las que más sensibilizadas estamos ya con el voluntariado. Lo que hay que hacer es salir fuera y sensibilizar al resto”.

 

voluntariado_corporativo_fundacion_hazloposible

[No te pierdas nuestras publicaciones sobre Voluntariado Corporativo,

síguenos en Twitter y apúntate a nuestra newsletter]

 

fundacion-hazloposible

One comment

  1. […] ¿Qué necesitamos? Que las áreas de RRHH, los jefes de equipo o mecanismos externos, evalúen la adquisición de competencias de los voluntarios. El ideal es medirlo a través de algún sistema oficial de certificación de competencias de Voluntariado como estos. […]

    Responder

Write a Reply or Comment

NEWSLETTER VOLUNTARIADO Y EMPRESA: Recibe en tu email noticias, tendencias, buenas prácticas e ideas inspiradoras de voluntariado corporativo e innovación social

* indicates required
Sector


Política de privacidad y condiciones de uso

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. Ver aquí la política de cookies.

Cerrar

Política de privacidad y aviso legal - Política de cookies