VOLUNTARIADO Y EMPRESA

30 Jun 2015
escaleras

10 claves para que el voluntario quiera quedarse

note-66612_640

Elvira Medina Ruiz, trabajadora social y profesora en la Universidad de Murcia, analizaba en un estudio qué factores favorecen que los voluntarios permanezcan como voluntarios en determinadas entidades y cómo pueden trabajar estas por mantener su satisfacción.

Aunque la muestra del estudio es reducida (172 personas localizadas en Murcia y todas ellas mayores de 60), los consejos que se extraen de sus resultados resultan interesantes, aplicables al resto de las edades y un buen punto de partida para la reflexión.

Cuanto más motivado se encuentre un voluntario, menos probable será que quiera abandonar su actividad.  Es por eso que se hace imprescindible analizar primero cuál es su nivel de satisfacción.

 

Desde el principio

La persona que inicia un voluntariado lo hace motivado por unas expectativas. Contando con ellas deben trabajar la entidad y la empresa desde el primer momento. 

 

  • 1.- Conociendo esas expectativas.

pensando

Es importante que haya una entrevista de voluntariado inicial en la que la persona muestra cuáles son sus expectativas respecto a la actividad de voluntariado y la entidad responda según el caso concreto.

 

  • 2.- Formando a la persona antes de su voluntariado.

A veces se trabaja con situaciones en las que la persona no tiene por qué saber reaccionar. Una mala preparación puede dar lugar a situaciones de frustración e insatisfacción.

 

  • 3.- Velando porque el voluntario esté ejecutando las tareas que le fueron asignadas y no otras diferentes.

Si hay algún cambio, ha de consultarse.

 

  • 4.- Supervisando las actividades de voluntariado

Preocuparnos, desde la entidad y desde la empresa, de qué tal se siente el voluntario y de si lo que está haciendo se ajusta o no a sus expectativas, tanto a las iniciales como a las actuales (pues podrían haber variado con el tiempo).

 

  • 5.- Acompañando al voluntario durante su actividad y asegurándonos de de que está realizando su labor correctamente.

A veces se trata de voluntarios que realizan tareas socioasistenciales y eso puede conllevar una importante carga emocional si la persona no se siente capaz de prestar bien su ayuda.

figure-552117_640

 

  • 6.- Reconociéndole esa ayuda.

Si no encuentra reconocimiento en la organización y en la empresa puede que no se sienta apreciado, que crea que su función no está valorada y que, por tanto, se esté pensando abandonar el voluntariado.

 

  • 7.- Apoyando la relación entre los distintos voluntarios.

Que establezcan entre ellos una comunicación fluida y un trato cercano favorece que se sientan a gusto con la actividad. Además, en el caso del voluntariado corporativo, fomenta que los compañeros compartan un espacio diferente al habitual y que interactúen entre sí en un contexto más informal del que acostumbran, lo que puede mejorar el ambiente de trabajo y la motivación de los empleados voluntarios.

salto

 

  • 8.- Recordando que hay actividades que pueden realizarse en grupos, en familia o en pareja.

Que las personas que gestionan el voluntariado corporativo recuerden habitualmente a sus empleados esta posibilidad motivará a los voluntarios a seguir siéndolo y quizás incluso atraiga a nuevos participantes. 

 

  • 9.- Comunicándose bien con el voluntariado.

¿Qué tal ha ido la actividad? ¿Hay algo que pueda mejorarse? En el caso de una actividad continua, ¿cómo crees que está evolucionando el programa? Mantener un feedback con es imprescindible para detectar necesidades y puntos fuertes. No se puede progresar en la buena dirección sin la necesaria comunicación entre ONG, voluntario y empresa.

 

  • 10.- Por último, y aunque esto depende de otros actores, el apoyo social es un factor decisivo en la motivación del voluntario, que trabajará más contento si siente el apoyo de familiares, amigos y gente de su entorno.

 

 

El porqué de sus intenciones

La ONG y la empresa deben atender a las expectativas del voluntario, a su preparación y  a sus posibles necesidades de formación, así como supervisarlo y acompañarle en su camino.

La satisfacción con los mecanismos de gestión del voluntariado es directamente proporcional con la intención de permanencia de los voluntarios.

Por eso se hace cada vez más necesaria la profesionalización de las entidades, también en lo que a la gestión de su voluntariado corporativo se refiere, así como una mayor implicación de las empresas con sus voluntarios.

Un voluntario satisfecho con su labor es un voluntario motivado.  

Y el voluntario motivado… es el voluntario que no se va.

escaleras

 

Con estas primeras claves ya tenemos por dónde empezar . ¿Se te ocurre algún otro consejo para mantener la satisfacción en un voluntariado y evitar la desmotivación? ¿Cómo “cuidáis” vosotros de vuestros voluntarios?

 

[Consulta aquí el estudio de Elvira Medina Ruiz en el que nos hemos inspirado: Satisfacción e intención de permanencia de personas mayores voluntarias: un modelo explicativo]

¡Nos vemos en Twitter! @VolCorporativo

fundacion-hazloposible

Write a Reply or Comment

NEWSLETTER VOLUNTARIADO Y EMPRESA: Recibe en tu email noticias, tendencias, buenas prácticas e ideas inspiradoras de voluntariado corporativo e innovación social

* indicates required
Sector


Política de privacidad y condiciones de uso

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto. Ver aquí la política de cookies.

Cerrar

Política de privacidad y aviso legal - Política de cookies