VOLUNTARIADO Y EMPRESA

08 Feb 2017
ejemplo_accion_social_alineado_con_negocio_caso_airbnb_alojamiento_refugiados

Una acción social justo en la esencia de su negocio: el caso Airbnb

Hace unos días Airbnb anunció que facilitará alojamiento gratuito tanto a personas refugiadas como a aquellas a quienes se les está impidiendo acceder a Estados Unidos.

“Sabemos que son los que más necesitan sentirse integrados en comunidades que están lejos de sus lugares de origen. Por eso, hemos decidido actuar“,  explican en un email que han enviado hoy a sus usuarios.

 

Justo en la esencia de su negocio

Su objetivo para los próximos cinco años, apuntan, es facilitar alojamiento temporal en situaciones de emergencia a 100.000 personas. Un ejemplo de acción social perfectamente integrada en el negocio de la empresa, en este caso el alquiler de alojamientos temporales para vacaciones y estancias cortas.

Airbnb podría haber escogido emprender otra campaña mucho más alejada de su esencia, pero ha mantenido el foco en lo que lleva años haciendo y en lo que mejor sabe hacer: gestionar una comunidad de miles de personas que alquilan sus alojamientos privados y de más de 60 millones de turistas que se hospedan durante sus viajes gracias a su oferta de alquiler.

¿Por qué apoyar una causa en la que no tienen ninguna capacidad de influencia pudiendo intervenir en otra en la que sí pueden provocar un impacto directo y real?

Airbnb ya cuenta con la plataforma de alquiler temporal de alojamientos, con la comunidad de usuarios que confía en ella, y con la experiencia de más de 10 años gestionando la oferta y la demanda de habitaciones y casas de alquiler.

Solo hacía falta dar con la idea que activara el engranaje y posibilitara un impacto social en una situación con la que afirman sentirse comprometidos: “pondremos los medios necesarios para lograr una comunidad más abierta y respetuosa”.

 

Paso a paso

Ya hace tiempo que Airbnb comenzó a prestar alojamiento a personas que tenían que huir de sus hogares debido a catástrofes. “Desde entonces, hemos acogido a los desplazados por 54 desastres”, señalan.

Ahora quieren dar un paso más y prestar ayuda a otros colectivos como personas refugiadas o trabajadores humanitarios. E incluso dicen mostrarse abiertos a escuchar las ideas ofrecidas por sus usuarios:

 

“¿Cómo quieres ayudar?
En Airbnb, nuestro objetivo es proporcionar alojamiento temporal en situaciones de emergencia a 100 000 personas en los próximos cinco años. Únete a nosotros y ofrece tu espacio disponible en los casos siguientes.

La tercera opción deja abierta la posibilidad de incorporar en un futuro otras situaciones diferentes en las que otras personas requieran de un alojamiento temporal. A nosotros se nos ocurre, por ejemplo, todos aquellos pacientes que tienen que desplazarse a otra ciudad para recibir un tratamiento médico, así como los familiares que los acompañan.
Ya existen ONG que están trabajando en la cobertura de este alojamiento, pero Airbnb podría complementar con sus alquileres esta necesidad, e incluso trabajar en alianza con aquellas entidades que ya tienen en marcha un programa de alojamiento de estas características. ¿Por qué no?

 

Mejor más sencillo

A veces no se trata de buscar la acción social más original o el programa de Voluntariado Corporativo más enrevesado. Ni tampoco de obcecarse con una causa que nos mueve pero en la que tal vez nuestra empresa apenas pueda impactar.
Ni siquiera tenemos necesariamente que innovar. La iniciativa de poner en marcha un sistema de búsqueda de alojamiento para refugiados y solicitantes de asilo, de hecho, ya estaba inventada. La impulsaron, por ejemplo, los tres jóvenes creadores de Refugees Welcome en el año 2015. Y todos los que les siguieron después.
Así, la campaña de Airbnb demuestra, como tantas otras, que una idea brillante multiplica su potencial si la adopta una empresa mayor. Y que por eso a veces, como empresas, es más transformador observar que inventar.

¿Por qué no empezamos por hacer un ejercicio de introspección y de observación de las necesidades que nosotros podemos ayudar a cubrir y dejamos que sean esas conclusiones las que gobiernen nuestra estrategia?

 

Bajo el lema #WeAccept, Airbnb no solo persigue proveer de un alojamiento temporal a quienes puedan necesitarlo, sino que también pretende extender a nivel global un mensaje de tolerancia y de no discriminación.

Y todo ello, justo, justo, en el centro de su negocio.

 

>> Síguenos en Twitter, @VolCorporativo, y apúntate a nuestra newsletter, para estar al día de nuestras publicaciones sobre Innovación Social y Voluntariado Corporativo <<

maria-de-la-cruz-valdemoro

Write a Reply or Comment